miércoles, 11 de abril de 2018

72 horas

(Ejercicio de escritura "Móntame una escena" (abril,2018))

Literautas. Ejercicio de escritura: el folio en blanco




11/abril/2018
2:06am

Y ahí estaba ella, con las manos sosteniendo su cabeza, la respiración agitada y una mirada perdida. Estaba aterrorizada. Podía escuchar el tic tac del reloj, preocupada en como el tiempo se iba tan deprisa, y ella, aún fija su mirada en un papel en blanco, y con ningún otro pensamiento más que el “debo tenerlo listo en 72 horas” martillándole la sien.

A cualquiera estresaría el mover de su pierna, o el constante golpeteo que sus dedos provocaban, y si eso no bastaba, tenía esa costumbre bárbara de morder su lapicero. Yo no podía verla así, sabía que estaba pasando por un bloqueo creativo, y al fin de cuentas ¿a quién no le ha pasado?, el problema estaba en que su plazo era de 72 horas.

Se paraba, caminaba alrededor de la sala, se sentaba, movía el lapicero entre sus dedos, veía el reloj, soltaba un fuerte suspiro, y volvía a la posición inicial, más angustiada que antes. ¿Qué podía hacer para ayudarla?, y de repente, cómo una idea caída del cielo, entendí que hacer. “Aún tengo 72 horas” pensé, y fui a la cocina.

La conocía bien, y aunque nunca la había visto en ese nivel de desesperación sabía que lo que necesitaba era relajarse. Encendí la hornilla, puse a calentar un poco de agua con las cáscaras de los limones que estaba pelando, y de a poco el ambiente empezó a cambiar. El aroma a limón siempre la relajaba, y esperaba que esta infusión lograra su efecto. "¿Cuántas veces deberé hacerlo en estas 72 horas?"

Salí de la cocina para comprobar si ese aroma relajante llegaba hasta ella, y ¡Qué gran sorpresa que me llevé! En efecto el olor inundaba la casa, y ella estaba de pie y su mirada había cambiado, me miraba con deseo, el solo hecho de sentir sus ojos en mí, me quemaba, el lapicero que aún estaba entre sus dientes dejó de molestarme, soltó el cinturón que amarraba su salida de cama, y la dejó resbalar desde sus hombros hasta el piso. Ya no podía quitar mis ojos de su lencería, ¿acaso no era aquel mismo conjunto que usó en nuestra luna de miel?, “72 horas” fue lo que me dije y di pasos hacia atrás.

Ella al ver que planeaba salir del cuarto se acercó y retrocedí con más ímpetu apuntando al reloj, sabía lo importante que era ese trabajo, y que jamás me lo perdonaría si la distrajera, pero eso no bastó. Me acorraló contra la pared con una sonrisa picarona y mientras su lápiz desabrochaba los botones de mi camisa, me susurró al oído “no te preocupes, aún tenemos tiempo”. Solo eso me bastó para sostenerla entre mis brazos y no parar de besarla.


 ¡Benditas sean las 72 horas!


13 comentarios:

  1. Hola Abi, vengo desde el Taller de Literautas a leer tu relato y me ha encantado, está muy lleno de imágenes, no necesita una segunda lectura para entenderlo y ese final dentro de las 72 horas ¡te ha quedado de miel!

    En cuanto a la forma, solo unas cosillas que no desmejoran: en este párrafo "Se paraba, caminaba alrededor de la sala, se sentaba, movía el lapicero entre sus dedos, veía el reloj, soltaba.." terminas varias palabras en "aba" lo que provoca rimas accidentales que podrían distraer la lectura, sobre todo cuando se hace en voz alta, tal vez podrías cambiar alguna. Lo mismo con: agitada-aterrorizada-preocupada, terminaciones "ada" que están muy seguidas.

    - ...y ¡Qué gran sorpresa que me llevé!...: no es necesario poner ese "qué" con mayúscula aunque empiece con signo de admiración.

    Me agradaría recibir tu visita y comentario en mi relato "Cosas que cobran vida ante el bloqueo de la escritora"
    https://aprendiz-literatura.blogspot.com/2018/04/cosas-que-cobran-vida-ante-el-bloqueo.html

    Nos seguimos leyendo.

    (¯`•¸•´¯)YOLI(¯`•¸•´¯)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Gracias por el comentario, es de gran ayuda

      Leeré tu relato...

      Eliminar
  2. ¡Sí, sí! Encantadores imágenes, como en "technicolor" ¡Qué lujo de descripciones! Y qué capacidad narrativa. Además, sabes hacer excitante la escena erótica.
    Otra vez no estoy de acuerdo con una crítica de alguien: las rimas accidentales, considero que le ponen música al relato. ¿Caprichoso yo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!

      Da ánimos para seguir escribiendo!

      Eliminar
  3. Buenas, vengo de Literautas.

    No soy experto en hacer críticas literarias, pero espero que mi comentario te ayude o te sirva para algo.

    En cuanto a la forma pienso que está bien, las comas están donde tienen que estar y lo mismo con los puntos. Se lee de manera fluida, y eso está bien.
    En cuanto al contenido tengo que decir que me parece un poco raro que en un momento se diga que el olor del limón la tranquilizaba y al otro ese aroma actuase como afrodisíaco jajajaja.

    mi relato es el nº 20, te dejo aquí el enlace https://accionevasiva.wordpress.com/2018/04/11/elfolioenblanco/ Me gustaría también una crítica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David!
      Gracias por el comentario y perdón por la demora en contestar.

      Exacto, es por eso que se lleva la sorpresa, porque no debería actuar como afrodisíaco. Al final a quién no le ha pasado que en el momento del cansancio y estrés no respondemos de la manera en la que deberíamos?

      te leeré.

      Eliminar
  4. Hola Abi, me he puesto a dar vueltas por otros de los relatos aquí para la consigna. Y quiero decirte que el tuyo está muy bien logrado, conciso, y con una buena transmisión de la escena que el protagonista se encuentra con su pareja. Se lee de manera fluida como más arriba en los comentarios te lo describen pero yo le sacaría una coma a la parte que dice: "Podía escuchar el tic tac del reloj, preocupada en como el tiempo se iba tan deprisa, y ella, aún fija su mirada..." yo quitaría la coma luego de -y ella- así le daría más secuencia a la narración en esa parte. Por el lado de la musicalidad, estoy de acuerdo con que uno abusa de tiempo verbal y deberiamos buscar la forma de que eso no pase. Muy buen relato.
    Si tienes algo de tiempo, el mío es el nro 29 "Dónde habitan las arañas" Martin S.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martin!
      Perdón la demora.
      Gracias por el comentario, y esa sencilla pero muy buena observación.
      al parecer la musicalidad es mi firma en todo relato jajaja..

      Pasaré a leerte.

      Eliminar
  5. Saludos:
    Creo que lo que iba a decir ya lo han comentado antes, señalar que estoy totalmente de acuerdo en lo cinematográfico de la acción y el protagonismo del reloj. Como anécdota, señalar que considero complicado desabrochar botones con un lápiz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge
      Gracias por el comentario, lo bueno de escribir es que pueden pasar cosas que serían complicadas en la vida real. ;)

      Nos leemos!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Hola Abi. Vengo a devolverte la visita, y aprovecho para darte las gracias por comentarme.
    Me gustó que el miedo de la escritora lo vimos desde los ojos de un tercero presente en la escena, y totalmente contagiado con la angustia de la autora.

    Pienso que el texto está muy bien redactado, sólo tengo que hacerte una sugerencia. Esta frase me parece que es demasiado larga: "En efecto el olor inundaba la casa, y ella estaba de pie y su mirada había cambiado... desde sus hombros hasta el piso."

    Podrías dividirla en varias frases usando puntos en lugar de comas. Algo así: "En efecto, el olor inundaba la casa. Ella estaba de pie y su mirada había cambiado: me miraba con deseo. El solo hecho de sentir sus ojos en mí, me quemaba. El lapicero que aún estaba entre sus dientes dejó de molestarme. Soltó el cinturón que amarraba su salida de cama y la dejó resbalar desde sus hombros hasta el piso."

    Es una humilde sugerencia. Me ha gustado mucho leerte. Te felicito!

    ResponderEliminar
  7. Saludos Abi:

    Aqui en maratónica para leer a algunos relatos que me faltan de la recopilación del mes.
    Estoy de acuerdo en que es una escena tal cual. En la primera parte, preferiría la eliminación de la parte: Estaba angustiada. Ya con ello, estas contando y no mostrando; en las siguientes frases, desarrollandolo un poquito más, no necesitas decir su angustia, ansiedad, etc., porque ya lo estas mostrando con la narrativa.
    Bien manejado el desarrollo de la trama, no considero que sea una escena erótica, sino sensual, ya que todo es mera sugerencia. Aunque sí estoy de acuerdo que el papel lo aguanta todo, debemos ser creíbles, y tal como te expresaron lo difícil que es desabrochar con un lápiz. Porque el solo intentarlo, toda esa pasión se esfumaría por la dificultad del proceso... en fin.
    Sobre lo que te menciona Ceyla, recuerda que los párrafos, es mejor hacerlo con frase cortas y largas. Una frase larga no debe de superar las veinte palabras.
    Ha sido una lectura muy fácil, y cuidada en lo que respecta por tu parte. Pero como creo que todo puede y merece mejorarse, todos hemos expresado nuestros comentarios con el mejor de los deseos.
    Un plácer.

    ResponderEliminar